¿Necesito un tratamiento osteopático?

 

2M3A1329-Editar

La ecografía en la detección e infiltración de las lesiones

La osteopatía resulta útil para tratar los siguientes trastornos (referidos al sistema musculoesquelético):

  • DOLOR DE ESPALDA: cuello, columna torácica, costillas, lumbalgias, zonas de nalgas, sacroiliacas y caderas.
  • DOLOR ARTICULAR de hombro, codo, muñeca y mano, cadera, rodilla, tobillo y pie
  • MAREOS  y/o  DOLOR DE CABEZA (muchos son de origen cervical)
  • CONTRACTURAS MUSCULARES, TENDINITIS, ESGUINCES
  • DOLOR EN LA ARTICULACIÓN DE LA MANDÍBULA (la articulación temporomandibular es fuente de cefaleas y de dolor en la cara.
  • Además, la osteopatía también actúa en otros terrenos, como  trastornos de las vísceras del abdomen,  preparación al parto,  adherencias por cicatrices, etc…